Miami aniquila a unos pobres Pacers que ven como el final esta cerca (90-102)

Partido de vida o muerte el que jugaba Indiana en el America Airlines, perder significaría tener pie y medio fuera, un año más, de las finales de la NBA y sería nuevamente Miami quien nos privara de ello. No había otra posibilidad que la de ganar este partido si se quería seguir optando al jugar las segundas finales de la historia de Indiana.

Chris Bosh, ese jugador que no había aparecido en los tres primeros partidos sec convertiría en la mejor arma del equipo de Miami en el primer cuarto, anotando todo lo que no anotó en esos partidos y poniendo a Hibbert en evidencia, y van, de que no es posible de defender esos tiros de Chris. Pero Indiana conseguiría sobrevivir a cada una de las embestidas de Miami, que sin estar dependiendo mucho de Lebron consiguía con cierta facilidad buenas ventajas, gracias en parte a la agresividad en defensa. David West en primer lugar sería quien frenará a esos Heat y aunque no remontar, si que se consiguió recortar distancias. Lance Stephenson y Roy Hibbert tuvieron problemas de faltas que les hizo perderse muchos minutos en pista, eso provocó mucho más atasco en ataque del debido, pero tras West sería Luis Scola quien recogiera el testigo anotador. En el segundo cuarto Miami obtuvo una ventaja de hasta 10 puntos con un Lebron James muy motivado, pero 5 puntos rápidos en el último minuto pondría la ventaja de Miami en solo 5 puntos, el triple de Paul George a falta de 3 segundos debería ser una motivación para salir con ganas tras el descanso.

En la segunda mitad vino la debacle, se comenzó con un parcial de 0-8 que fue imposible de remontar, la cara de los jugadores decían mucho sobre que el partido estaba decidido ya en el tercer cuarto. Miami jugó sus bazas y salió ganando, mientras que en Indiana no hubo cambio alguno que trastocara los planes de Spoelstra, es decir, Vogel no introdujo ninguna variante y siguió jugando a lo suyo, facilitando la labor de los jugadores de Miami. Cierto es que Indiana no se rindió, que luchó hasta el final pero también es cierto que lo hizo porque Miami bajo sus brazos, porque la actitud vista durante todo el partido no fue la mejor de las posibles. los Heat ganaron fácil, sin dificultades y casi sin despenairse, la superioridad de este equipo es evidente y lo que soñábamos a principio de temporada solo eran eso, sueños.

Solo espero que este equipo saque el orgullo suficiente para no despedir la temporada en su cancha con una derrota, ganar 3 partidos seguidos a Miami es misión imposible, podría ocurrir pero se tendría que cambiar tanto que no veo posible eso ahora mismo por parte de los Pacers. Solo nos queda animar al equipo en lo que puede ser el último partido de la temporada, donde también es posible que sea el último partido de algunos jugadores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s