Lebron, Wade y Allen se bastan para tumbar a Indiana (87-99)

Tercer partido de la final y segunda victoria de Miami, lo que coloca en 2-1 en la serie y con unas sensaciones nada positivas para los aficionados a Indiana que ven como otro año más los Heat nos echaran si nada de lo visto hasta ahora cambia.

Podemos decir que no es como se empieza sino como se acaban los partidos y éste en concreto es un gran ejemplo de ello. Indiana se colocó con 37-22 en el marcador con un gran Lance Stephenson, con Paul George teniendo problemas de faltas y Luis Scola ayudando desde el banco. A partir de ese momento Miami Heat se decidió por defender y como lo hizo, defensa asfixiante a toda la cancha par entorpecer los ataques de Indiana, ya torpes de por si, la falta de ideas en la ofensiva hacía que Miami recortará a pasos agigantados la diferencia hasta el punto de ponerse a tan solo 4 puntos antes del descano (42-38). Hasta ese instante Lebron James, pero sobre todo Dwayne Wade fueron los jugadores que hicieron posible tal recorte. Wade ha llegado a las finales en un momento muy dulce, lo enchufa todo y es prácticamente imparable, lo hace todo bien y vuelve loco a la defensa de Indiana, penetrando y anotando o doblando, rompe a los Pacers cuando se le antoja. Unido eso a un Lebron James superior, el panorama del partido se oscurecía por momentos y así fue, nada más empezar el tercer cuarto Miami puso la directa y se colocaba por encima en el marcador, a partir de ahí fue una lucha entre los dos equipos pero que se veía como poco a poco Miami conseguía distanciarse gracias a una defensa que le permitía anotar de manera fácil al contrataque, el resultado antes del último cuarto era de 64-71. Y en el último cuarto apareció Ray Allen, totalmente inesperado pero que todos saben que puede hacer lo que hizo, anotó 13 de sus 16 puntos en esos últimos 12 minutos impulsando a unos Heat que rompieron el partido cuando quisieron, los esfuerzos de Paul George en ese último cuarto fueron en balde, muy solo en ataque y demasiado fallón desde la línea de personal (6/10) terminaron por hundir al equipo.

Mucho tiene que cambiar las cosas el lunes si Indiana quiere llevarse una victoria de Miami y no colocarse con un 3-1 en contra que les dejaría las cosas demasiado difíciles, porque ganar 3 partidos consecutivos a estos Heat me parece una tarea demasiado difícil.  Todo el año nos ha costado anotar y con la defensa de Miami se pone aún más duro, las soluciones que pueda encontrar, si es que o hace, Frank Vogel deben aparecer en el siguiente partido porque de no hacerlo podemos darnos por muertos.

FOTO: Mike Ehrmann

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s