Gortat y Wall se resisten a caer y avergüenzan a Indiana en su casa (102-79)

Indiana tenía en su mano cerrar la serie ante Washington, de no hacerlo gozaría de 2 oportunidades más pero lo cierto es que jugar en casa debería ser un aliciente para volver a unas finales de conferencia un año más. Los Wizards por su parte estaban muy cerca del precipicio y podía verse en casa pese a que tras el primer partido parecía todo lo contrario.

Primer cuarto un poco extraño, no muy vistoso y con un protagonista que habíamos olvidado desde el primer partido, Marcin Gortat. El polaco estaba en todos los lugares, reboteando en ataque y siendo una pesailla en el poste bajo. Pese a que provocamos muchas pérdidas a los Wizards en el primer cuarto no conseguiamos acercarnos demasiado en el marcador y la diferencia siempre rozaba los 4-6 puntos. El juego de Indiana no estaba siendo bueno, demasiado atascado en la ofensiva pero era bueno en defensa por lo que Washington tampoco consiguió marcharse demasiado al finalizar el primer cuarto (25-19). La salida de los Pacers en el segundo cuarto fue perfecta, Scola comenzó con 5 puntos consecutivos para luego culminar la remontada Paul George con un triple, parcial de 0-10 e Indiana obligaba a Wasahington a pedir un tiempo muerto. Solo 5 puntos de Wahisngton en los primeros 6 minutos de cuarto y ya acumulaban 11 pérdidas de balón, esto habla de lo bien que lo estaba haciendo la defensa de Indiana que volvía a ser la mejor de la NBA lo que le permitía mantenerse por encima en el marcador (30-32). La reacción no se hizo esperar y dos acciones de John Wall pusieron nuevamente a los Wizards por delante. Todo lo bien que Indiana estaba haciendo lo dejo de hacer, dejó de defender, de buscar las opciones claras de ataque y eso se convirtió en un parcial abierto de Wahington de 9-0 que les puso con 10 puntos de ventaja (45-35) con un Gortat que se iría a los vestuarios con un doble doble bajo el brazo (17 puntos y 11 rebotes), por suerte apareció David West para reducir la diferencia antes del descanso con un triple desde la esquina, algo que se está convirtiendo en un clásico (45-38).

La relajación continuó después del descanso y John Wall siguió atravesando la defensa como cuchillo en mantequilla, la diferencia se disparó hasta los 13 puntos y Vogel tuvo que pedir tiempo muerto (56-43), Indiana estaba desperdiciando una oportunidad de oro de obtener algo de descanso. Describir el resto del tercer y último cuarto me haría mucho daño, dejemoslo en que el equipo no quiso jugar, no puso la actitud necesaria para poder cerrar un partido que debía ganar. Es posible que nos arrepintamos de este partido, aún quedan dos oportunidades para cerrar la serie pero la ocasión perdida esta noche puede costarnos caro en un futuro. Teníamos el mejor record en casa de la temporada regular, solo 5 derrotas en 41 partidos, en lo que llevamos de playoffs ya son 4 derrotas, y es muy probable que acabemos con más derrotas consiguiendo algo insólito. Pero bueno, tampoco se debe pensar mucho en este partido, necesitamos recuperarnos y salir el próximo jueves en Washington con las ganas y actitud de querer estar en otra final de Conferencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s