Sangre, sudor pero no lágrimas, Indiana avanza (80-92)

Ha costado pero se ha conseguido y se ha hecho en un partido que en un principio yo esperaba más disputado por parte de Atlanta pero que no ha sido así, si bien es verdad que nunca se dieron por vencidos. Los protagonistas del partido fueron Paul George y Lance Stephenson, el primer anotó 30 puntos, capturó 11 rebotes y repartió 3 asistencias, tras este partido se convirtió en el segundo jugador tras Reggie Miller (palabras mayores) en anotar +24 puntos en 4 partidos consecutivos de playoffs. El segundo realizó un señor partido, de esos a los que nos tiene acostumbrado y que hacía tiempo que no veía, disfrutó e hizo disfrutar al público, acabó con 19 puntos, 14 rebotes y 5 asistencias. Otras de las grandes noticias fue la aparición, por fin, de Roy Hibbert, volvió a jugar y a anotar, 13 puntos y 7 rebotes, pero lo más importante volvió a poner las cosas dificiles en la zona, 5 tapones colocó en el partido pero sobre todo el hecho de hacerse fuerte en la zona para impedir las penetraciones de Jeff Teague.

El gran problema de Atlanta durante el partido fue el abuso de los lanzamientos de 3 puntos, hasta 45 tiros de tres intentaron en el partido lo que es el record de un equipo durante los playoffs, de haber anotado lo que venía siendo habitual en ellos durante la serie el partido no habría tenido color, pero claro, depender de ese tiro es un arma de doble filo que tan pronto te sale bien como no. Ese fue el caso, no hubo acierto y esto hundió un poco las aspiraciones de los Hawks. Tampoco ayudaba la primera mitad de Millsap sin apenas anotar aunque en la segunda mitad tuvo más protagonismo, sobre todo a través de rebotes ofensivos (capturó 10). Millsapp, Antic, Carroll y Teague se combinaron para un 0/15 en triples, pese a todo, Indiana no terminaba de aprovechar esos fallos para coger ventajas amplias, bueno, si las cogía pero no las manteía ya que Atlanta siempre tenía un parcial favorable que lo metía nuevamente en el partido.

Pero la gran noticia fue la victoria sin sufrimientos, ya son demasiados en esta serie, ganar de manera cómoda y con tan buen ambiente en el Bankers Life Fieldhouse puede ser importante de cara a la siguiente ronda frente a Wizards. El tener el factor cancha ha sido muy importante, quizás no decisivo por como se ha ido desarrollando la serie pero si que terminar en casa el último partido para el “win or go home” es cuanto menos significativo. Ahora a descansar piernas que el lunes estarán esperando los Wizards para intentar seguir haciendo sangre de este equipo del cual no sabremos que cara nos encontraremos.

3 comentarios en “Sangre, sudor pero no lágrimas, Indiana avanza (80-92)

  1. Que trabajo ha costado pasar de ronda la verdad. Que gran noticia la de hibbert, a ver si sigue así. Ahora ya en la siguiente ronda podía jugar Bynum no?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s