Indiana se acerca al abismo (107-97)

Tras la hazaña de ganar un partido en Atlanta, Indiana tenía que consolidar esa victoria con otra en casa, ante su público y ponerse por delante en la serie, todo estaba a favor de Indiana y solo hacía falta que los jugadores quisieran hacerlo ¿Lo harían?

Primer cuarto de mucho ritmo el jugado por Indiana, mucha intensidad quizás no con el acierto esperado pero al menos se dio una imagen de equipo, de querer ganar y de luchar. El comienzo fue bueno por parte de Indiana, Paul George metido desde el primer minuto y consiguiendo canastas fáciles. Lo cierto es que fue en el momento cuando Roy Hibbert se fue al banco con su segunda falta cuando llegó un parcial a favor de Atlanta de 7-0 que recordaban a los viejos fantasmas de pasados partidos, pero el equipo se recompuso desde la defensa, algo que nos alegra ver de vuelta. Pese a todo lo bueno que se vio en esos primeros 12 minutos la ventaja solo sería de un punto al terminar el primer cuarto (20-21). No pudo ser peor la salida del segundo, Mike Scott con dos triples consecutivos lideró un parcial de 7-0 que pondría a Atlanta de nuevo por delante (27-21), Luis Scola fue incapaz de defender esos triples llegando demasiado tarde a puntear. Atlanta salió enchufadisima, tanto como Mike Scott quisó, anotó otros 2 triples más para luego otro de Kyle Korver, los Hawks estaban destrozando a Indiana desde el perímetro y estaba viendo como se le escapaba el partido a las primeras de cambio (40-25). Humillación, eso es lo que Atlanta hizo con Indiana en el segundo cuarto, humillarlo y de mala manera, Indiana mostró mejoría en el primer cuarto pero sacó a relucir lo peor de ellos mismos en el segundo cuarto, esto provocó la ira del público que no paraba de abuchear al equipo en cada fallo cometido en ataque, no era para menos, Indiana estaba siendo vapuleada.

Hacer un resumen de la segunda mitad se hace duro, el equipo naufragó como nunca antes lo había hecho, los triples de Atlanta nos estaban matando y hacía imposible cualquier intento de remontada. Era como ver a un equipo de hombres jugar contra uno de niños, desde luego que visto lo visto será mejor que pase Atlanta pues es quien verdaderamente lo merece. Despúes de llegar a ir perdiendo por más de 30, Frank Vogel decidió dar más minutos a CJ Watson y Copeland, a esa situación se tuvo que llegar para ver algo al bueno de Chris. Con ellos dos en pista la diferencia se fue reduciendo hasta el punto de llegar a los 10 de diferencia, pero claro, un poco tarde para hacer el intento de ganar un partido que se perdió en el segundo cuarto.

Indiana está sobre las cuerdas, herido de muerte y con varias heridas abiertas, todo parece estar en contra de un equipo que ha ido de más a muchísimo menos en esta temporada, una temporada que se empezó con ilusión pero que se está acabando de la peor de las maneras posibles y que de acabar aqui, en primera ronda, espera un verano de mucho trabajo Larry Bird, a quien le habrá salido más de una cana con este final de temporada.

FOTO: Darron Cummings

4 comentarios en “Indiana se acerca al abismo (107-97)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s