Indiana sobrevive en el cuarto gracias a West y George (91-88)

Quizás el partido más importante de lo que va de temporada, el cuarto ante Atlanta Hawks era un ganar o morir, no de manera definitiva pero si psicológicamente. Indiana se presenta al partido con la obligación de ganar, de poner el 2-2 en la serie, de volver a tener la sensación de victoria y sobre todo, de creérselo.

Asi fue como comenzó Indiana, como un equipo que necesitaba ganar, centrado, anotando y defendiendo, quizás de los mejores primeros cuartos en un tiempo, West y George tomaban las responsabilidades en ataque para llevar las primeras ventajas al equipo de Indianapolis, el problema de faltas de Lance Stephenson también hicieron que Evan Turner jugara grandes minutos y anotará con facildiad, lo que era una gran noticia. Pero pronto sería respondido por Atlanta y como no, Paul Millsap fue el encargado de hacerlo, un jugador del que se puede decir de todo, pero la palabra “progreso” debe estar incluida. Los primeros 12 minutos pasaron rápido e Indiana se iría con una ventaja de 7 puntos (29-22) y dejando grandes sensaciones de cara al segundo cuarto. Pero todo se torno en oscuro con el comienzo de esos segundos 12 minutos, el mal juego en taque se repetía al de partidos anteriores, atascados, sin ideas y sucumbiendo a unos Hawks que veían como recortaban la diferencia para luego remontar un partido que tenía pinta de volver a ser de sufrimiento para los aficionados a los Pacers. El parcial de 8-19 dejaba a Atlanta con la mayor ventaja en el marcador hasta el momento, eran 10 puntos que parecían inalcanzables para Indiana pero por suerte un parcial de 4-0 antes del termino de la primera parte maquilló lo que en un principio tenía pinta de nuevo naufragio (42-48).

FOTO: Jon Bazemore

Ya en la segunda mitad se consiguió mejorar el ataque, que viniendo de Indiana no es poco aunque antes de ello Atlanta volvió a conseguir una ventaja de 10 puntos (44-54) con Kyle Korver, un jugador que estoy llegado a odiar mucho (pero es un odio bueno), que volvía a ser importante en ataque. Un parcial de 12-0 reengancho a Indiana al partido (56-54) con George y West nuevamente como protagonistas. Paul George llegó a comprender que sin él esto sería imposible conseguirlo y se puso las pilas para llegar al objetivo final, la victoria. Entonces llegaron minutos de igualdad, de cambios de liderato en el marcador y de sufrimiento, mucho sufrimiento. Ver atacar a Indiana es un verdadero pánico, cada canasta hay que suplicarla, en cambio Atlanta conseguía anotar de manera fácil, con gran movimiento de balón y sin demasiados problemas. Lo más sorprendente de todo es que los Pacers llegaran al último cuarto con ventaja, ha sido de las pocas veces que ha ganado un cuarto, y en este partido lo hizo dos veces (66-65). Cabe mencionar el gran trabajo de CJ Watson en eta serie, de lo mejor que se esta viendo sin lugar a dudas, con George Hill un poco flojo el base suplente estaba cumpliendo con su cometido a la perfección. Indiana vio como Atlanata volvía a adelantarse en el marcador (81-85) y fue a partir de entonces cuando llegó la reacción de los Pacers. Luis Scola y Paul George volvieron a poner por delante a los visitantes (86-85) y para dar un poco de emoción llegó el protagonista del partido, David West, y falló dos lanzamientos de tiros libres para luego anotar un triple (el segundo en su carrera en unso playoffs) para dejar el 89-85 a falta de minuto y medio. En cualquier otro caso esto hubiera sido un partido casi ganado, entonces llegó Kyle Korver para anotar tres tiros libres tras falta de David West. George Hill puso el 91-89 antes de que la defensa de Indiana provocara una nueva pérdida al ataque de Atlanta, sin duda una de las claces del partido, tan solo 1 perdida en todo el último cuarto. Pero todo pudo empeorar cuando Paul George falló otros dos tiros libres, por suerte el tiro a la desesperada de Pero Antic no entró e Indiana consiguió igualar la serie en un partido agónico. Decir que esta victoria se conseguiría con Hibbert y Mahinmi en el banco, siendo West y Scol la pareja de interiores, obviamente Frank Vogel se dio cuenta a tiempo de que de otra forma no podría ser.

Paul George fue el mejor con 24 puntos, 10 rebotes y 5 asistencas seguido por David West, 18 puntos y 5 rebotes y George Hill, 15 puntos y 5 asistencias. La serie vuelve a Indiana donde se debe ganar para que esta victoria no quede en nada, y tener así dos bolas de partido, pero ya conocemos a Indiana, todo puede pasar.

2 comentarios en “Indiana sobrevive en el cuarto gracias a West y George (91-88)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s