¿Qué pasa en Indiana?

Indiana Pacers anda inmersa en la peor crisis de juego de la temporada, suerte es que Miami Heat también ande de bajón porque de no ser así no estaria aún con el liderato de la conferencia Este. El 20 de Enero Indiana ganaría su último partido fuera de casa a un rival que estuviera en playoffs, ese equipo era Golden Esta Warriors y su record marcaba un 33-7. Desde entonces, ha pasado más de 2 meses en los que ha dado un cambio total a su imagen de juego, el record ahora es de 51-20, es decir, 18-13 en esos 2 meses. ¿Qué está ocurriendo en los Pacers?

El gran problema: el ataque

Debemos empezar por lo más obvio, el juego de ataque. El equipo sufre muchísimo hoy día cuando antes todo era muy fluido. En el gran inicio de temporada Indiana era uno de los equipos que ganaba sus partidos por mayor ventaja dando una sensación de superioridad increíble, se realizaba un juego de equipo fresco aprovechando la gran defensa para anotar de manera fácil y con un movimiento de balón que siempre buscaba al compañero mejor colocado. Sin embargo, todo ese juego ha desaparecido, los ataques son muy espesos con demasiados botes y buscando muchos uno contra uno, ya sea de Lance, Evan Turner o Paul George. Tampoco ayuda al ataque que un jugador como Roy Hibbert sea incapaz de crearse sus propios tiros en el poste. En definitiva, se ha dejado de tener esa chispa del inicio, no sé decir si se debe al cansancio de la larga temporada o a otra cosa, lo que si es cierto es que el frescor en las piernas no es el mismo y esta influyendo mucho en la forma de atacar de Indiana.

Nuestra seña de identidad se ha esfumado, la defensa

Podemos decir que hemos pasado de ser el mejor equipo defensivo de la temporada a ser un verdadero desastre. Ese frescor del que hablaba antes se acrecenta cuando de defender se trata, las piernas no responden igual y ya en la defensa individual se nota que los jugadores se van de los defensores con mayor facilidad, además de que el despiste en muchos casos ayuda. Otra de las cosas que no funciona son las ayudas, recuerdo como Hibbert se convirtió en un gran candidato a defensor del año por esto mismo, era capaz de salir en ayuda de un compañero que perdió a su defensor, haciendo muy pequeña la zona, esto mismo lo podemos ver hoy pero en mucha menos medida. La defensa de los exteriores también esta dejando mucho que desear, jugadores como Mike Miller o Kirk Hinrich no te pueden hacer un roto por muy veteranos que sean. Por tanto, eso que tanto nos caracterizaba a principios de temporada se ha esfumado, la defensa ha desaparecido y con ella el buen juego.

Paul George: El termómetro del equipo

Nuestro máximo anotador anda de capa caida, Paul George comenzó como un tiro la temporada que bien le valió ser All Star, desde entonces, pese a que sus promedios anotadores se han mantenido, su efectividad ha bajado, los porcentajes de tiro en los últimos 5 partidos se ha visto la peor versión de Paul, con malas selecciones de tiro, muy precepitados o con su defensor encima, tampoco sabe elegir el momento. En esos 5 partidos se ha marcado un 21 de 76 en tiros de campo para un 27.6% mientras que desde el triple está en un 24% (6 de 25). El escándalo que hubo sobre su supuesta relación con una striper  a la que dejó embarazada y que pagó para que abortara parece que le ha afectado más de lo debido, su concentración no es la misma y muchas noches se le ve desesperado ante la falta de acierto. Está claro que necesitamos al mejor Paul George para levantar este barco nuevamente.

FOTO: ESPN

La falta de ayuda de Roy Hibbert

Roy Hibbert … ¿Qué hacemos con él? Un tio de 7.2 pies que es incapaz de coger la posición debajo de canasta y tiene que jugar a 5 metros de ella, a primera vista es algo inconcebible pero está ocurriendo. Gran defensor pero que en ataque se está convirtiendo en un cero a la izquierda, con ese sueldo puede salirnos muy caros si pretendemos que nos rinda bien tan solo en Abril y solo ante Miami Heat, que eso todavía está por ver. Su defensa estuvo siendo de gran ayuda en los primeros meses y su falta de ataque se disimulaba por lo bien que jugaba él equipo pero una vez entrados en esta crisis sus defectos se acrecientan. No hablo ya de la poca habilidad para el rebote porque esto es un tema en el que jugadores como Lance Stephenson o Paul George ayudan mucho, sobre todo en el defensivo, pero verle en pista con la pelota en la mano y en el poste, son de las cosas que peor me sientan de ver. Necesitamos un jugador que al menos sea capaz de aportar 15 puntos por noche en la pintura y en estos momentos solo David West es quien los aporta.

Llega Evan Turner y se va Danny Granger

Todos vimos en Turner el Mesias cuando Larry Bird se sacó de la manga ese traspaso que enviaba a Danny Granger a Philadelphia, todos creiamos que teníamos a un gran jugador para salir desde el banco y revolucionar partidos, pero casi 20 partidos después hemos podido comprobar que nada de eso, que Turner no ha mejorado lo que ya hacía Danny Granger, al menos de momento. Turner es un jugador que debe vivir con el balón en sus manos, es un creador, y cuando juntas en pista a Lance, otro que retiene mucho la pelota, Paul George y el propio Turner el ataque se convierte en una masa espesa que no hay por donde cogerla. La baja de CJ Watson ha hecho que Vogel juegue muchos partidos con estos 3 jugadores en pista y ha funcionado a veces y otras no. Turner desde que llegó a Indiana promedia 8 puntos (43% en tiros de campo), 3 rebotes y 2 asistencias en 22 minutos, por su parte, Danny Granger está en 9.4 puntos (46%), 2.5 rebotes y 1 asistencia en 17 minutos, a la vista de los números el cambio no parece del todo bueno, ¿no?

La irregularidad en la aportación del banco

Y llegamos al último de los puntos, el banco de Indiana, todos hablan de que los Pacers tienen una plantilla profunda, es cierto hasta cierto punto. En los puestos de base y alapivot tiene buenos recambios, así como el de escolta, Watson, Scola y Turner forman un gran trio a priori pero no está funcionando. El argentino tuvo muy buen inicio de campaña, como todos, pero se ha convertido en un jugador irregular, cierto es que no está acostumbrado al rol al que Vogel le ha encargado, salir desde el banco para aportar anotación interior y el mismo ha dicho que es dificil entrar en frio y tener impacto directo en el juego. CJ Watson es otro jugador que te hace un par de buenos partidos para luego flaquear en otros tanto y de Evan Turner ya hemos hablado. Despúes de estos tres jugadores el salto de calidad es grande, Ian Mahinmi empezó a jugar bien cuando se enteró de que venía Bynum, ahora sabiendo que estará de baja indefinida veremos como sigue. Y básicamente estos son los jugadores que salen desde el banco, ahora en los últimos partidos esta teniendo minutos Copeland pero tampoco ha jugado suficiente para juzgarlo. En definitiva, tenemos uno de los banquillos que menos anota de la liga y eso se nota demasiado a la hora de dar descanso a los titulares.

Estamos en crisis, lo sabemos y no podemos salir de ella, al menos, no estamos pudiendo, quedan 11 partidos de lig a en los que poder mejorar el juego de cara a los playoffs, no es una misión imposible y se puede lograr.

2 comentarios en “¿Qué pasa en Indiana?

  1. Curioso el caso de Pacers. Parecía que iban a ser más sólidos. Lo mentas, pero el traspado de Granger les ha afectado en una medida que no se presagiaba. Lo bueno es que no veo a ningún dominador de la Liga y otros candidatos también andan escondiendo sus vergüenzas. Todo cambiará en el playoff. La final Pacers-Heat en el Este parece cantada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s