Noah y Gibson enseñan a Indiana lo que es jugar con corazón (77-89)

Chicago esperaba un buen partido entre dos equipos que tienen su historia los últimos años, sobre todo tras aquellos playoffs de hace ya 3 años donde Chicago eliminó a Indiana en primera ronda. Indiana no llegaba en su mejor momento mientras que los Bulls son de los equipos sólidos en casa en los últimos meses, se esperaba mucho de este encuentro solo faltaba que cada uno pusiera de su parte para que fuera así.

Los primeros 24 minutos creo que fueron los peores de dos equipos en lo que va de temporada, porque ya no era la defensa de cada equipo, que son buenos defensores, sino el ataque que estaban mostrando tanto Pacers como Bulls. Indiana lanzó con un 35% mientras que Chicago lo hizo con un 32%, no hace falta decir más pues el marcador al acabar el primer tiempo (34-33) reflejaba lo mal que ambos lo estaban haciendo. El único jugador que se estaba salvando de ambos era George Hill, muy acertado desde el primer minuto y que acabó con 12 puntos (4/6 en tiros de campo), además fue el único Pacers en anotar al menos un triple ya que sería el único que lo intentó, parece que Vogel ha cortado un poco las alas a Paul George y Lance Stephenson al respecto pues se estaba viendo demasiado tiro mal seleccionado por parte de ambos. Tampoco había mucho más que salvar del primer tiempo, Hibbert seguía desaparecido y Evan Turner perdido en el sistema de ataque, ya hasta David West parecía no estar demasiado cómodo.

La segunda mitad quizás os haga llorar a más de uno, comenzó con un triple de Paul George, parecía que volvía nuestro George de siempre pero nada más lejos de la realidad, Chicago con un parcial fácil de 0-7 nos volvería a despertar de un pequeño sueño. Parece que jugar contra Indiana le motiva, así es Mike Dunleavy, me recuerda a Kyle Korver, tan pesado con los tiros tras bloqueo que me desespera, este es uno de los dos jugadores que rejuvenecieron tras el partido de esta noche, el otro fue Kirk Hinrich, base que parecía no estar en su mejor momento y que precisamente está noche se pone a enchufarlas que da gusto. Por parte de Indiana solo respondía George Hill, quien terminó con 17 puntos. Paul George volvió a pecar de su mala selección de tiro, esta noche terminó con un 8 de 22 para anotar 21 puntos y con una sensación de no estar a lo que debe estar. Si hablo de Hibbert ya me enciendo, hoy ha pasado el partido y como si no hubiera estado, problemas de faltas que lo tuvieron todo el tiempo en el banco mientras que Noah y Gibson camparon a sus anchas en el tablero de Indiana. En fin, son tantas cosas que a estas altas horas de la noche es mejor no comentar.

Nuevo partido perdido y segundo consecutivo anotando menos de 80 puntos, algo que no ocurría desde 2007, esto pone a Miami a tan solo dos partidos de nosotros y con el próximo enfrentamiento ante ellos, será el miércoles en el Bankers Fieldhouse y si digo la verdad, tengo miedo, miedo de volver a hacer el ridículo, miedo a que Miami nos termine de hundir en este final de temporada. Frank Vogel tiene muchisímo trabajo con este equipo, nos creiamos campeones en Enero y ahora mismo estamos jugando como el equipo merecedor del nº 1 del draft.

FOTO: Bell Smith

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s