Carmelo y Amare pueden con unos pobres Pacers (86-92)

Visita al Madison Square Garden que estrenaban nuevo jefe de operaciones, nada más ni nada menos que Phil Jackson se va a encargar de enderezar el camino de unos Knicks que llevan a la deriva muchos años ya. Indiana llegaba con la intención de acabar con la racha de 6 victorias consecutivas de New York y Carmelo estaría ahí para intentar impedirlo.

La primera mitad de Indiana fue para olvidar, 11 perdidas, 2 de 11 en triples y 5 de 11 en tiros libres. Paul George irreconocible y nuevamente Hibbert siendo incapaz de ser diferencial en la zona. David West estuvo desaparecido y el único que estaba por la labor de hacer algo era Lance Stephenson que mantuvo al equipo como pudo pero que también abusaba demasiado de los lanzamientos de tres sin estar muy acertado. En los Knicks bastaron unos correcto Carmelo Anthony y Amare Stoudemire para irse al banco con 12 puntos de ventaja (35-47) con 14 puntos cada uno de ellos. La única asistencia en todo el primer tiempo reflejaba bastante bien como había sido el juego del equipo, nefasto.

Lo que si mejoró con la vuelta de vestuarios fue la defensa del equipo, al menos eso, el ataque seguía igual de atascado, Paul George negado y Lance Stephenson se encontraba solo ante el peligro. Lo más positivo fueron los 9 puntos en 8 minutos de Knicks pero claro, sin anotar tampoco se llegaba a ninguna parte, por suerte llegó Roy Hibbert para remediar eso, con la defensa de Cole Aldrich aprovechó para hacer un agujero en la zona de Knicks, se fue hasta los 18 puntos fáciles mostrando que puede dar mucho más de lo que nos da cada noche. Con este empujón dando por Hibbert nos iriamos al descanso con tan solo 5 puntos de desventaja (62-67). Paul George volvió a la cancha para comenzar los últimos 12 minutos, su primera acción fue una canasta de 2 que llevó a muchos emocionarse, pero sus siguientes 2 lanzamientos fueron sendos triples que apenas llegaron al aro, estaba claro que no era su noche, después de ponerse a tan solo un punto (66-67) Indiana vio como los Knicks volvieron a poner tierra de por medio después de dos triples de New York y vuelta a empezar. Indiana lo intentaría pero no tuvo recompensa, la noche de Paul George fue para olvidar, no le entró nada y no le salió nada, así es muy difícil ganar, Lance Stephenson daba destellos que cubría con sombras, un juego muy irregular que de poco le sirve a Indiana. Finalmente la derrota llegó tras alargarse mucho los segundos finales con continuas faltas que no sirvieron más que para desesperarse más.

Por suerte Miami perdió, busquemos el consuelo en algún lado, ¿no?

FOTO: Indystar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s