Y en Dallas llegó la cuarta derrota consecutiva (94-105)

Indiana llegaba a Dallas con muchas urgencias para ganar, llevaba tres partidos consecutivos sin hacerlo y mostrando un juego muy pobre en ataque e inexistente en defensa. Parecía que Dallas no era el mejor lugar para hacerlo pues el equipo de Dirk Nowitzki se estaba jugando los playoffs y solo piensa en la victoria.

Y el comienzo me recordó a todo lo vivido en las tres derrotas cosechadas, pasotismo en defensa y sin jugar a nada en ataque, era imposible anotar una canasta con un juego tan espeso y solo la estrella de Lance brillaba ante tanta oscuridad pero no era suficiente, Dirk, Calde y Monta ponían a los Mavs con más de 10 puntos de ventaja de una manera rápida y con la sensación de estar cerrando el partido. Por suerte, Indiana se puso las pilas en los últimos minutos del primer tiempo y con Lance primero y luego Hibbert y West pudieron meterse en el partido nuevamente. Stephenson llegó con 18 puntos al descanso, mientras que Paul George con problemas de faltas estuvo más tiempo del debido en el banco.

Los primeros minutos de la segunda mitad hicieron cambiar mi perspectiva del partido, Indiana pareció salir a ganar el partido y con un gran parcial conseguiría ponerse por delante (55-50), Paul George entró muy enchufado pero cometió la cuarta personal y tuvo que sentarse cuando mejor estaba jugando, esto fue un duro golpe porque el equipo no tuvo en quien sostenerse ofensivamente y de eso mismo se aprovechó Dallas para volver a poner tierra de por medio. Así pues, otra vez le tocaba a Indiana ir a remolque e intentar remontar un partido que se le estaba poniendo cuesta arriba. Pero lo volvería a hacer, volvió a verse minutos de calidad de juego y eso hizo que los Pacers se metieran nuevamente en el partido en parte gracias a Lance Stephenson y George Hill, ambos tuvieron grandes minutos en los que hicieron pensar en que la victoria era posible. Pero llegaron Devin Harris y Monta Ellis para despertarnos del sueño y terminar por romper un partido que sin hacer grandes cosas lo peleamos pero obtuvimos el mismo resultado que en las tres anteriores citas, la derrota.

El juego exterior estuvo bien, Paul George con 27 puntos y 11 rebotes, Lance Stephenson con 21 y George Hill 20. Roy Hibbert mostró destellos pero solo fueron eso, destellos, terminaría con 14 puntos y 5 rebotes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s