Klay Thompson da la victoria a Golden State y da un toque a Pacers (98-96)

Un partido ante Golden State Warriors debe ser sinónimo de espectáculo, un equipo que juega rápido y donde los dos jugadores más destacados son Stephen Curry y Klay Thompson, anotadores puros y duros que van a poner en muchos aprietos a la defensa de Indiana.

Paul George comenzó el encuentro muy enchufado, 5 puntos rápidos para poner al público con ganas de gritar pero los Warriors nunca parecieron ponerse nerviosos y con Curry y Thompson a la cabeza conseguía darle la vuelta al resultado. La noticia en estos primeros minutos de partido fue la entrada de Jermaine O’Neal al campo, un jugador que lo dio todo por Indiana en los años que estuvo aqui. George seguía siendo el jugador donde los Pacers se sostenían ante unos Warriors que estaban jugando muy fácil en ataque y que mandaban en el marcador (21-19). Al término del primer cuarto Warriors comandarían en el marcador tras unos minutos en los que Indiana no estuvo nada acertado de cara al aro, solo George, que terminó con 12 puntos y 8 rebotes, y West, 7 puntos y 2 rebotes, ponían algo para ganar este partido. El segundo cuarto tuvo más sombras que claros en el juego de Indiana, sin George ni West en pista los Pacers eran incapaces de anotar un puntos, y si a eso le unimos una defensa horrorosa pues tenemos el resultado que se vio a falta de 2 minutos para el final donde los Warriors dominaban por 10 puntos (48-38). Tras un tiempo muerto de Vogel el equipo se puso la ropa de trabajo y decidió que a partir de atrás es donde se podía ganar este partido y eso es lo que hicieron, defender a muerte dos minutos para que Golden State Warriors no anotara y recortar la diferencia a 6 puntos (48-42) con la que se fueron a vestuarios.

La actitud en el inicio de la segunda mitad fue muy distinta, salió a por el partido y rápidamente conseguirían recortar las distancias con un gran David West y Lance Stephenson, Paul George por su parte se diluyó en el tercer cuarto no siendo nada efectivo y tomando malas decisiones en el tiro. La defensa apareció para que Indiana remontará el partido pero como el Guadiana, volvería a desaparecer lo que le dio la oportunidad a Golden State de volver a ponerse por delante gracias a dos triples que ponían la diferencia en 7 untos (71-64), por suerte aparecería una vez más el capitán West para apagar un fuego que tenía muy mala pinta y llegar al inicio del último cuarto con tan solo 3 puntos de diferencia (73-70). Podemos calificar los últimos 12 minutos de infarto, primero porque Golden State pareció sentnciar el partido a falta de 5 minutos con una diferencia de 12 puntos (94-82) pero Indiana fue capaz de sobreponerse y con un parcial de 0-12 igualaría la partida con West descomunal. Entonces llegaría la puntilla del partido, Klay Thompson con 6 décimas pondría a los Warriors por delante en lo que sería la canasta decisiva del partido pues el intento de Paul George fue errado más tarde tras el tiempo muerto.

Asi pues llega la cuarta derrota en el Bankers Fieldhouse, un partido malo como los anteriores pero ante un rival de más nivel que nos debe poner las pilas porque el juego mostrado en el último mes está siendo bastante mediocre, llamada de atención que debe ser respondia pues Miami está al acecho por detrás.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s