Phoenix Suns no tiene tomada la medida (102-94)

Indiana Pacers comenzaba una serie de partidos en los que tendría la oportunidad de aumentar ventaja, de los siguiente 9 encuentros 7 de ellos serían en el Bankers Fieldhouse y el primero de ellos sería ante Phoenix Suns a quienes ya nos enfrentamos, y perdimos, en la gira de la semana pasada por el Oeste.

El resultado fue más de lo mismo. Los Suns se mostraron superiores desde el primer minuto hasta el último, salvo un tercer cuarto donde Indiana apretó y consiguió recortar las distancias pero nunca dio la sensación de que los Pacers podrían darle la vuelta al marcador. El mayor problema de los Pacers están siendo las primera partes, ya llevamos una racha de 10 partidos en los que permitimos demasiado en los primeros 24 minutos de partido, sin defensa alguna y dejando a los rivales anotar con facilidad, anoche no fue una excepción y los Suns se irían hasta los 66 puntos en tan solo dos cuartos. En ellos, Goran Dragic fue una pesadilla para George Hill, no lo ató en corto, no supo pararlo y el esloveno hacia lo que quería con él. Por otro lado, un ex Pacers como Gerald Green no necesito más que su motivación para hundirnos en esos primeros 20 minutos. La ausencia de David West por culpa de las dos primeras faltas provocó un atasco monumental en ataque, no apareció ningún jugador, ni Paul George ni Lance y los que lo hacían, Hibbert y Scola no tuvieron mucho acierto de cara al aro.

Como ya he comentado el tercer cuarto fue de Indiana, se volvió a ver la defensa que es capaz de hacer, solo anotó 11 puntos, Paul George se tuvo que hacer cargo de Goran Dragic y la sangría por ese lado se acabó, conseguimos recortar la distancia gracias a un inspirado Roy Hibbert quien acabaría con 26 puntos (solo 2 rebotes) y también a un Lance que consiguió su cuarto triple doble (14 puntos, 10 rebotes y 10 asistencias). Todo ello quedó estéril, pues esos 12 minutos fueron un mero espejismo, el último cuarto volvió a ser un querer y no poder, Paul George lleva ya tres partidos que no es él mismo, lleva 1 de 16 en triples en esos tres partidos y lo que es más raro, está con un 56% en tiros libres ¿Qué le ocurre? Lo que estamos viendo con claridad es que se trata del termómetro de este equipo, si está mal nos cuesta la misma vida ganar, y ayer no fue una excepción.

Por suerte, Miami tampoco gana, mantenemos la distancia aunque las sensaciones no son las mejores posibles, debemos volver a demostrar que nuestra defensa es la mejor, llevamos demasiados partidos permitiendo más de 100 puntos a los equipos y sobre todo se debe salir a la cancha con la intensidad necesaria para que luego no tengamos que estar remontando partidos, como dije al inicio, tenemos muchos partidos en casa, el primero no se ha aprovechado, no dejemos escapar más.

FOTO: AP

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s