Un tercer cuarto excepcional basta para vencer a Houston (81-114)

Tras dos duras derrotas tocaba levantar cabeza por parte de Indiana Pacers y tendría que hacerlo ante un equipo duro como Houston Rockets liderados por James Harden y “el mejor pivot de la NBA” segun Roy Hibbert, Dwight Howard. Además, se trataba de una noche especial pues Danny Granger volvía a las pistas tras casi dos años inactivo, porque la verdad, los cinco partidos disputados la pasada campaña casi que ni cuentan.

Indiana salió sería, sabía que este partido había que ganarlo y el equipo salió concienciado para ello, Paul George y Roy Hibbert fueron los comandantes del ataque aunque finalmente sería solo Paul George quien llevara la nave. Las sensaciones en la pista eran muy positivas, el juego de Indiana se mostró muy fluido, rápido y buscando siempre al compañero desmarcado, el nivel de acierto era grande y esto permitía que la ventaja de los Pacers creciera minuto a minuto. Pero más allá del resultado, lo verdaderamente importante en el día de hoy era la vuelta de Granger, todos dicen que nos puede dar ese salto definitivo para poder desbancar a Miami, pero debemos ir con cautela pues no sabemos como va a encajar en el sistema ni si su salud estará al 100%. Lo que si pudimos ver en Granger es falta de ritmo, sobre todo en defensa, su defensor se iba fácilmente de él cuando quería, eso si, en ataque ha tenido toda la confianza del mundo para lanzar a canasta y aunque sin entrar, esa es un buena noticia, pues ya sabemos lo buen tirador que ha sido siempre. Al descanso, Indiana comandaba por más de 10 puntos (45-56).

 

FOTO: IndyStar

La salida de los vestuarios fue excelente por parte de Indiana, fue en estos 12 minutos donde mató el partido y lo haría a base de triples, Paul George volvió a tirar con confianza, al igual que George Hill, y es que la noche acabó con un 53.1% de acierto en tiros de campo y un 46.2% en triples. A parte del gran acierto en ataque, se volvió a ser la gran defensa que nos ha hecho ser uno de los mejores equipos de la liga, se forzaron 14 pérdidas y se anotaron 18 puntos al contrataque, otra de las claves de la victoria. Con la diferencia rondando los 30 puntos, McHale dejaría en el banco a Harden y Howard para dar minutos a los menos habituales dando por finalizado el partido, pues no hubo ocasión siquiera de vislumbrar una remontada.

Paul George anotaría 24 puntos y capturó 9 rebotes, añadiendo además 4 asistencias y 3 robos. Otro de los jugadores destacados fue Lance Stephenson 16 puntos, 6 rebotes y 6 asistencias, su juego descarado da aire fresco al equipo y cuando está entonado se nota muchisimo. Desde el banco, nuevamente Scola lideró en anotación con 13 puntos y 6 rebotes aunque Mahinmi también acabaría con 10 puntos.

Ahora toca descansar sábado para volver a jugar el domingo a Boston Celtics, un equipo joven pero muy serio que está sorprendiendo a muchos de su temporada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s