Lebron impone su ley aunque son Bosh y Allen quienes la ejecutan (94-97)

Segundo enfrentamiento de la temporada entre los dos últimos finalistas de Conferencia Este tras apenas 8 días del último que dio como vencedor a Indiana tras resurgir en la segunda mitad. En esta ocasión son los Pacers quienes se trasladan hasta Miami para enfrentarse a ellos. Hasta última hora fue duda Lebron James al igual que Frank Vogel debido a no encontrarse del todo bien, finalmente ambos pudieron estar presentes en el partido.

Indiana tiene un serio problema con las pérdidas de balón, en los primeros 7 minutos de partido el equipo ya llevaba 4 balones que Miami robó y transformó en puntos fáciles, la defensa de Miami asfixia y en esos primeros minutos se estaba haciendo de notar. Además, en ataque no se tenía muy claro como hacerlo y salíamos al paso gracias a acciones individuales, en concreto de Lance Stephenson que volvió a echarse al equipo a sus espaldas en el ataque. Tras el tiempo muerto de Frank Vogel el equipo estuvo mucho más ordenado en ataque y mejor en defensa, el resultado fue un parcial a favor que colocaba a los Pacers por delante (17-16), el único problema fue la segunda falta de Roy Hibbert quien se tuvo que sentar en el banco pero por suerte, Lebron también cometería su segunda falta lo que le obligó a lo mismo, ver el partido desde el banquillo. Los síntomas de Paul George seguían siendo preocupantes, ausente, con pérdidas de balón y sin anotar, pese a todo el equipo supo sacar puntos, con Rasual Butler sorprendiendo una vez más por la efectividad mostrada. Al final del primer cuarto Indiana iba por delante con 4 puntos de ventaja (26-22). El inicio del segundo cuarto no pudo ser mejor, la segunda unidad liderada por Lance Stephenson dominó y consiguió la primera ventaja de dobles digitos tras una canasta de Rasual Butler (34-24). El partido comenzó a endurecerse, y en ese juego Miami nada como pez en el agua, Lebron aprovechó el momento para anotar posesión tras posesión y recortar la diferencia hasta los 3 puntos (38-35) obligando a Frank Vogel a pedir un nuevo tiempo muerto. Indiana volvió a salir muy bien del tiempo muerto, George Hill se convirtió en el jugador que necesitaban en ataque pues el resto estaba muy bien marcado, así pues, con 5 puntos se regresó a tener una gran ventaja en el marcador (48-37). EL medio despertar de Paul George al final del primer tiempo hizo que hubiera esperanza de no tenerlo del todo perdido, sus 4 puntos dejaron a Indiana con 11 puntos de ventaja de camino a vestuarios (52-41).

FOTO: Mike Erhmann

La mejor noticia del inicio de la segunda parte fue que Paul Geoge estaba de vuelta, 8 puntos suyos hicieron que Indiana se fuera hasta los 14 de ventaja (63-49) y todo esto en un escenario poco propicio, ya que Roy Hibbert se iba al banco con 5 faltas personales cuando aún quedaban 20 minutos de partido. Indiana comenzó a controlar el partido, manejar la diferencia y a jugar con el reloj, esto unido a la aparición de David West para tomar el relevo anotador hizo que la ventaja se mantuviera por encima de los 10 puntos pese a las acometidas de Lebron y Wade, a quien normalmente se le da bastante bien jugar ante los Pacers. Y todo el gran trabajo del tercer cuarto se fue por la borda en 3 minutos en los que Lebron James tomó el mando y se hecho a su equipo a las espaldas. La defensa de Miami se endureció y esto lo notaron los Pacers a quienes les costaba la misma vida anotar, menos mal que David West tiene la clase que tiene. La diferencia se fue recortando hasta llegar a los 5 puntos al final del tercer cuarto (76-71) dejando el partido totalmente abierto y por decidirse. Sobrevivir, eso es lo que hizo Indiana en los primeros minutos del último cuarto, Lebron James se puso en modo “jugón” e Indiana no podía hacer otra cosa que aguantar la tempestad esperando que llegara la calma, Paul George y Luis Scola nos la dieron durante unos minutos pero aún quedaba mucho por delante. Y la lucha siguió durante el cuarto, la sensación era la de que Miami podría conseguir ponerse por delante pero a falta de 3 minutos Indiana aún aguantaba por arriba (92-89) y era entre West y George quienes mantenían la esperanza de conseguir la victoria. Y ocurrió lo que tenia que ocurrir, dos triples de Miami (Bosh y Allen) pusieron por delante a Miami a falta de 1 minuto, el pánico entró en el cuerpo a los jugadores de Indiana que no fueron capaces de anotar en dos ocasiones para llevarse el partido o empatarlo y la victoria se quedó en Miami.

Segunda derrota consecutiva de Indiana, no le ocurría algo así desde la serie de primera ronda contra Atlanta. Más allá de la falta de Lebron hay que ver porque perdimos una ventaja de 15 puntos y porqué nos costó tanto anotar en los últimos 6 minutos de partido, eso si es importante. La buena noticia es que Paul George está de vuelta, 25 puntos, 8 rebotes y 6 asistencias. David West también realizó un partido enorme (23 puntos) mientras que Lance se quedó en 13 puntos y 9 rebotes. Ahora toca rehacerse en casa y tampoco será fácil pues Houston nos espera el viernes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s