CJ Watson marca el camino a base de triples en el último cuarto (99-74)

La mejor defensa ante uno de los peores ataques de la liga, si lo vemos así podriamos decir que la victoria estaría bastante clara de quien sería, pero nunca hay un partido fácil en la NBA. Indiana Pacers tenia en frente a Charlotte Bobcats, que pese a no ser un gran equipo ofensivamente si que ocupa puesto de playoffs en el Este, pero ya sabemos que esto tampoco es garantía de mucho.

El inicio del partido fue lento, y se mantuvo lento bastante tiempo, malos tiros, muchas pérdidas y decisiones erróneas por parte de los dos equipos en los primeros 6 minutos de partido, poco que destacar de esos minutos inicales. Indiana se sobrepondría al mal inicio de la mano de Roy Hibbert, un par de rebotes en ataque junto con un triple de Hill comenzaron a mostrar cierta superioridad en el juego (15-7). Y con un Roy Hibbert de esta manera bastaría para terminar el primer cuarto con ventaja de dobles dígitos (22-11), hasta el momento estaba siendo un partido tranquilo para los Pacers. La concentración de la segunda unidad permitió mantener la ventaja durante unos minutos, el tiempo que Al Jefferson y Cody Zeller comenzarán a ser productivos en ataque y que Indiana no escogiera las mejores opciones en la ofensiva, Charlotte recortaría hasta los 4 puntos (29-25) en un partido sin brillantez alguna. Las sensaciones que dejaba el juego es que Indiana mataría el partido cuando y como quisiera, pero ya digo, solo eran sensaciones mias mientras veía el partido. Sin muchas dificultades Indiana tenía el manejo del partido y llegaría al descanso con ventaja en el marcador (43-38).

A veces un árbitro debe saber dejar que un partido siga su curso y no convertirlo en un espectáculo soporífero, pues bien, en este partido no lo dejaron. Partido con continuos parones, faltas, pérdidas absurdas que hacían que el partido se estuviera haciendo eterno. Dentro de todo lo malo Indiana supo mantener ventaja, tampoco tenía que hacer mucho para ello, solo Al Jefferson parecía un verdadero obstáculo en los Bobcats y Hibbert lo tenía medio controlado. Y en un partido donde no hay nada que destacar, donde la oscuridad se hizo por completo tuvo que aparece CJ Watson con un cañon de luz para guiarnos el camino, suya fue la reacción para terminar por romper el partido, y apareció con la escopeta bien cargada y a punto de caramelo, 5 triples consecutivos y sin fallo hicieron que el partido se decantará a favor de Indiana, tardo más de lo esperado pero así fue, Watson disfruto de su primer mejor partido con la camiseta de los Pacers y dejó sentenciado un partido que fue horrible en todos los sentidos pero que al menos CJ nos alegró al fina.

Watsón acabaría con 18 puntos (6 triples) y 6 rebotes, siendo el protagonista del partido. Lance Stephenson pese a realizar un mal partido terminó rozando con un doble doble 15 puntos y 10 rebotes.

La siguiente estación será Washington Wizards, partido que precede a una gira muy dura por el Oeste, por lo que es de vital importancia ganar y quedarnos con un record 15-1, que sería uno de los mejores comienzos de la historia sino el mejor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s