Miami impone la ley del más fuerte (114-96)

La serie viajaba de Miami a Indianapolis con empate a 1 y con grandes sensaciones para los de Frank Vogel que hacía que se pensar aen la posibilidad de hacer daño al “Big Three”. La ciudad se preparó para una gran noche que comenzaría con las carreras de la Indy y terminaría con este partido de la final de Conferencia pero todo no podía ser tan bonito y finalmente Indiana Pacers sucumbirían ante Lebron James y compañía.

La clave en este tercer partido, o mejor dicho, las claves fueron varias. Empecemos por la más obvia de todas, los secundarios de Miami estuvieron inmensos todos, empezando por Udonis Haslem que tuvo posiblemente el mejor partido en los últimos años de su carrera, lo enchufaba todo desde los laterales y fue una verdadera pesadilla para Indiana. La otra clave fue el posteo continuo de Lebron James sobre la defensa de Paul George, la diferencia de peso fue demasiado para un Paul George que veía una y otra vez como “El Rey” anotaba con muchísima facilidad. Y por último, y posiblemente la más importante, la defensa de Indiana que no rayó al nivel de los partidos anteriores pues se permitieron 70 puntos en el primer tiempo. En condiciones normales el partido hubiera sido igualado porque la anotación de Indiana fue la habitual en estos partidos de la final, pero es que el nivel de acierto de todos los jugadores de Miami fue altísimo. El tema de los tiros libres también debe preocupar en los Pacers, 30 de 44 es un porcentaje con el cual no se puede luchar por un partido de esta categoría.

Por tanto, Miami recupera el factor cancha y lo han hecho con una demostración de que son los más fuertes. Posiblemente este partido puede que se convierta en un punto de inflexión en la final porque ha sido un golpe duro para Indiana. Pero confio plenamente en Frank Vogel y su psicología sobre la plantilla, es capaz de sacar lo mejor de cada jugador y debe ser el momento. El cuarto partido debe ganarse porque volver a Miami con un 3-1 en contra puede ser definitivo de cara a las posibilidades del equipo, asi pues, toca esperar al miércoles para ver que ocurre y si Indiana es capaz de levantar cabeza, y al menos, plantar cara como en los dos primeros encuentros.

FOTO: Michael Conroy

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s