La defensa pone a los Pacers por delante en la serie (71-82)

La serie se traslada a Indianapolis para seguir con este enfrentamiento entre dos viejos enemigos que luchan por el pase a la final de la Conferencia Este. Indiana volvía con el trabajo hecho en los dos partidos de New York, se trajo una victoria del Madison que le daba la ventaja campo, ahora tenía que imponer su dominio local. New York, sin embargo, llegaba a unas de sus ciudades malditas en los 90s con la misión de recuperar el factor cancha, para ello necesitararán la mejor versión de Carmelo Anthony y como no la ayuda de un JR Smith que de momento no está para nada entonado.

El partido se divide en dos partes, obviamente, la primera y la segunda, pero me refiero a que en este partido hubo dos “partidos”. En la primera mitad hubo igualdad en todo momento donde las defensas se impusieron a los ataques, ninguno de los dos equipos estuvo acertado de cara al aro lo que hizo que el partido fuese muy espeso de cara al público. Carmelo era el más entonado por parte de New York, comenzó muy bien llevando el peso anotador de su equipo, en Indiana ningún jugador destacaba sobre otro, lo que si era cierto es que David West no se encontraba muy cómodo. Curiosamente, el hecho de que Paul George se encargara de defender a Carmelo hizo que hubiese un emparejamiento muy extraño entre el “4” de los Pacers con el “2” de Knicks, por eso podíamos ver a David West con Iman Shumpert o Tyler Hansbrough con Jason Kidd. Esto juego aburrido llegó a su fin con la llegada del descanso y con Indiana por encima en el marcador (33-36).

La salida de Indiana fue mucho mejor que la de New York, comenzó a ritmo de triple lo que le dio las primeras ventajas amplias en el marcador llegando a superar los 10 puntos. Esto fue clave porque el nerviosismo llegó a New York que veía que no era capaz de acercarse en el marcador. Carmelo entró en barrena y siendo el único motor de los Knicks se notó demasiado su ausencia pues el resto de compañeros no dieron ese paso adelante. El control del partido fue de Indiana que supo manejar las distancias con un Roy Hibbert haciendo su mejor partido en playoffs, llegando a los 24 puntos que son su máxima anotación en un partido de postemporada.

Esto condujo a la victoria de los Pacers que ponen así el 2-1 en la serie y mete algo de presión a NEw York. Pero debemos recordar que esta misma situación se produjo la pasada temporada en la serie ante Miami Heat, 2-1 a favor que acabó siendo un 2-4 para los Heat, obviamente los Knicks no son aquellos Heat pero debemos mantener las composturas y no celebrar nada hasta que el trabajo este hecho de manera completa y eso pasa por ganar el siguiente partido en el Bankers Life Fieldhouse.

FOTO: Darron Cummings

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s