Damian Lillard decidió cuando quería ganar el partido (80-100)

Continuamos con la gira por el Oeste y tras la victoria en Memphis el día de Martin Luther King, toca visitar Oregón para enfrentarnos a Portland Trail Blazers en lo que iba a ser un partido muy complicado pues los Blazers en casa son un equipo muy duro.

En el primer cuarto se pudo comprobar esto que decía, la defensa de Portland estuvo siempre muy atenta con Nicolas Batum como mejor jugador, manos largas que le permitían incomodar muchísimo a Paul George, dos jugadores muy parecidos fisicamente. El control del juego era de Portland que siempre estaba por delante en el marcador aunque Indiana se mantenía a una distancia cercana. En ataque el juego de los Pacers estaba un poco embarrado, sin opciones claras de tiros, se anotaba por talento y no por juego. Con la entrada de DJ Augustin llegó el acierto exterior que no habíamos tenido hasta el momento, gracias a eso y los rebotes ofensivos que nos daban segundas oportunidades conseguimos igualar el marcador (24-24) aunque seguíamos sin jugar a nada. Un parcial de 2-10 le daba alas a Portland que a base de una defensa muy fuerte conseguía obtener puntos al contrataque con mucha facilidad. El atasco en ataque era más que notable, éstos se contaban por pérdidas de balón con un par de faltas en ataque y otras tanto pérdidas, mientras tanto LaMarcus Aldridge estaba haciendo lo que le daba la gana con nuestra defensa. En los instantes finales del primer tiempo dos canasta consecutivas de David West dieron un poco de aire al equipo que se iría perdiendo a los vestuarios por más de diez puntos (32-44).

Tras un buen inicio del juego interior de Indiana que permitieron recortar la diferencia hasta los seis puntos (42-48) Portland Trail Blazers volvería a marcharse en el marcador gracias a una debil defensa de Indiana. La ventaja volvería a colocarse en trece puntos (42-55) pero un triple de George Hill y una jugada de 3+1 de Paul George volvieron a apretar el marcador (49-55).  Pero la historia se repetiría, cuando nos acerábamos en el marcador habia un par de lagunas en defensa que hacían que la ventaja se ampliará y todo el trabajo realizado en ataque se iba al garete. El único jugador que estaba bien en ataque era David West, la ausencia de Paul George se estaba notando demasiado y es que la defensa de Batum sobre él estaba siendo impecable. Entonces aparecería el que para mi se va a llevar el premio a novato del año, Damian Lillard, decidió como quiso en ataque, fue imparable y en un momento hizo que la ventaja se terminara de despegar haciendo inútil la reacción de Paul George, el partido ya estaba más que decidido, no habia funcionado la defensa como en otras ocasiones y eso se notó mucho pues en ataque no nos encontramos cómodos en ningún momento. Asi pues, segundo partido en la gira por el Oeste y esta vez tocó perder.

FOTO: Don Ryan

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s