Un tercer cuarto mágico nos devuelve la tranquilidad (97-74)

Siempre se dice que el tercer partido de una serie de playoffs es el más importante, yo no estoy de acuerdo con tal afirmación porque para mi, todos y cada uno de los partidos son cruciales y más en series al mejor de 7. En esta tesitura nos encontrábamos hoy, Indiana necesitaba recuperar el factor cancha mientras que Orlando quería confirmar el “break” conseguido en Indianapolis. Un tercer partido que se espera con emoción y porque no, mejor juego por parte de los dos equipos, hasta el momento, brillantez solo se vio durante un cuarto, el tercero del segundo partido, demasiado poco.

Indiana comenzó el partido de manera muy sólida, obteniendo rápido las primeras ventajas en el marcador, Roy Hibbert  estaba teniendo más tiros y siendo efectivo bajo el aro de Orlando, Danny hacía lo propio desde afuera, lo mismo que George Hill, la concentración era máxima mientras que en Orlando, todo lo que les había entrado en los partidos anteriores no parecía hacerlo en los primeros minutos. Indiana salió realmente enchufada, anotó 9 de sus primeros 11 lanzamientos a canasta, siendo Hill y Granger los jugadores con más presencia en ataque, pero es que estos jugadores obtenían sus tiros fáciles gracias al gran movimiento de balón que estaba teniendo el equipo, tomando siempre la mejor decisión. En Orlando, solo Jameer Nelson parecía reaccionar ante el buen juego de los visitantes. La entrada de jugadores desde el banco en ambos equipos bajó el ritmo del encuentro, entraron frios y eso se notó en los porcentajes de tiro que bajaron, pese a todo, Indiana pudo mantener la diferencia que había conseguido en los primeros instantes de encuentro y terminó el primer cuarto con 9 de ventaja (23-14). El inicio de segundo cuarto se convirtió en un intercambio de canastas de ambos equipos, algo que con la ventaja que tenían los Pacers les beneficiaba. La reacción de Orlando no se hizo esperar y con un parcial de 2-8 recortó diferencias en el marcador (31-28), el gran culpable de este parcial fue Glen Davis, quien está haciendo una serie descomunal. Lo mejor que estaba haciendo Indiana era aguantar la racha anotadora de Glen Davis, quien descaradamente estaba tirando de su equipo, cuerpo tiene para ello. La ventaja al descanso serían de 6 puntos (44-38) gracias a una canasta “in extremis” de George Hill, el nivel de juego de los Pacers se había reducido en este segundo cuarto pero es que Orlando también juegue y de la mano de Davis están jugando muy duro.

FOTO: The Associated Press

Los terceros cuartos de Indiana Pacers suelen ser muy buenos y este no iba a ser una excepción, un parcial de 6-0 nos dio una ventaja de +10 que luego se convertiria en 12 siendo la máxima del encuentro. El movimiento de balón continuaba siendo ágil encontrando al compañero mejor colocado para el lanzamiento, ningún jugador destacaba pero todos aportaban en diferentes apartados. Mientras tanto, en Orlando, Glen Davis seguía su noche anotadora y ya estaba en los 22 puntos, al menos, esta noche si, Roy Hibbert estaba anotando convirtiéndose en el jugador que terminó de darnos el empujoncito para que la ventaja se fuera hasta los 16 puntos (67-51). Justo cuando decía que no destacaba nadie en Indiana aparece Danny Granger para liderar al equipo (2o puntos) y colocarse con la mayor diferencia del partido (76-52) y dejarlo bastante encarrilado, una vez más, en el tercer cuarto. En el inicio del último cuarto, no solo se mantuvo la calma sino que además el equipo seguía queriendo más, la diferencia aumentaba y a cada minuto que pasaba los jugadores se sentían más cómodos y confiados aunque se debía seguir teniendo un punto de intensidad. Poca historia más hubo en el partido, ambos entrenadores sacaron a los jugadores menos habituales para disputaran unos minutos en playoffs y en esos instantes, Lance Stephenson volvió a brillar, me gusta que así sea.

Victoria más fácil de lo que esperaba, esto nos vuelve a la situación inicial, tenemos el control de la serie en estos momentos, lo que no debemos hacer es caer en la confianza e ir el sábado sin tensión alguna y dejar que Orlando vuelva a creerselo, realmente somos mejor equipo que ellos (sin Howard, y con él ahi estaría la cosa), por lo que esta serie no se nos debe escapar. Danny Granger sería el máximo anotador del partido con 26 puntos (5/9 en triples) y Roy Hibbert acabaría con 18 puntos y 10 rebotes, más puntos que en los otros dos partidos juntos, es lo dice todo.

Ahora, respiro más tranquilo.

2 comentarios en “Un tercer cuarto mágico nos devuelve la tranquilidad (97-74)

  1. Una pregunta que no viene al tema: estoy pensando en comprarme la camiseta de los Pacers, pero la de la temporada que viene, y me gustaría saber para cuando la sacarán, cuanto me puede costar y como la puedo conseguir, por encargo o via internet, ya que no es que vendadn la de los Pacers como la de Lakers, Bulls…
    Gracias y saludos!!

  2. Pues no se cuando saldrá a la venta, pero si la quieres original, vamos, que no sea la de los chinos (que es la que yo tengo XD) la puedes comprar en http://www.fuikaomar.es/
    HYe estado mirando y la única que tienen es la de Reggie Miller, pero es cuestión de preguntar si van a pedir alguna otra.

    Saludos y espero que haya sido de ayuda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s