Indiana Pacers es capaz de sobrevivir a “Durantula” (98-103)

Llegaban los Thunder heridos en su orgullo y tras dos derrotas consecutivas acudían a Indianapolis para poder cerrar la racha de malos resultados, de no hacerlo cosecharían por primera vez en la temporada tres derrotas “al hilo”. En los Pacers la situación es bien distinta, tres victorias consecutivas y buscando seguir imbatido en el mes de Abril.

El partido comenzaba mejor de lo previsto para Indiana, todo el equipo estaba concentrado y eso se notaba en ambos lados de la cancha. Roy Hibbert mantuvo una bonita pugna con Ibaka a ver quien era capaz de taponar más tiros, en un momento los dos jugadores se pusieron con 4 cada uno pero siendo Roy más decisivo en ataque que el jugador español. Entonces llegaron los problemas de faltas, el propio Hibbert, Collison y Granger tenían que permanecer en el banco con dos faltas aunque esto no bajo el nivel del quintento en pista, Hill y Barbosa estaban haciendo un buen trabajo, seqguia la seriedad y los ataques con cabeza que hicieron que la ventaja de Indiana se fuera hasta los 12 puntos una vez terminado el primer cuarto. Los siguientes 12 minutos comenzaron con un parcial de 7-0 para Oklahoma que conseguía ponerse a 8 puntos de los Pacers (27-35), fue entonces cuando los Thunder se contagiaron del juego de Indiana y llegaron unos minutos en los que ambos equipos se mostraron muy desacertados de cara al aro, entre tanto fallo llegó la jugada del partido, mate en toda la cara de Roy Hibbert, el autor, Kevin Durant, esta jugada llevó el desconcierto al equipo de Frank Vogel que continuaba luchando con sus ataques pero nada mejor que la vuelta de Granger para desatascarlo. Entre Granger y Hibbert hicieron que el final del cuarto terminara de una forma inmejorable para los intereses de Indiana, Roy se iría a los vestuarios como el máximo anotador del equipo con 16 puntos y dejando una ventaja de 15 puntos para afrontar la segunda mitad.

FOTO: Andy Lyons

Pensaba que Oklahoma saldría a morder tras el descanso pero fue todo lo contrario, me encontré con unos Pacers muy incisivos, yendo a por el partido de manera descarada y mostrando el mejor baloncesto que recuerdo en lo que va de año, la diferencia llegó a ser de 24 puntos (48-72) y muchos daban el partido por concluido, pero amigos, se trataba de Oklahoma, el mejor equipo de la conferencia Oeste y que tiene un jugador llamado Kevin Durant que va con ganas de comerse el mundo. El parcial en los siguientes instantes de partido fueron a favor de los Thunder, Indiana era incapaz de anotar y veía como la ventaja iba menguando poco a poco, solo 3 puntos en los 5:39 que restaban de tercer cuarto llevaron la ventaja hasta los 14 puntos, una distancia más que asumible de remontar por parte de Durant y compañía. Y el último cuarto no comenzaba de la mejor manera posible, 4 faltas rápidas hicieron entrar en el bonus a Oklahoma con todavia 8 minutos y medio de partido, una ventaja que fue aprovechada por el equipo visitante para meter presión en el marcador. El peor temor del equipo se hizo realidad, Kevin Durant comenzaba a anotar una tras otra sin que ningún jugador de Indiana pudidera pararle, pero gracias a Danny Granger pudimos sobrevivir al ciclón anotador de “Durantula”. El equipo supo mantener la ventaja de +10 en todo momento y a falta de 2 minutos para el final todo parecía estar decidido pero en tan solo 50 segundos la ventaja fue reducida hasta los 5 puntos (91-96) y la afición comenzaba a ver peligrar el partido. Darren Collison sería el encargado de dar la tranquilidad a la parroquia, primero con una suspensión de 5 metros y luego con dos tiros libres que dejaban sentenciado el encuentro, una victoria muy importante para el equipo.

Con esta gran victoria, con la que yo no contaba para nada, nos afianzamos en la tercera posición, tenemos un pequeño colchón con respecto al cuarto clasificado, Boston, quienes precisamente visitaran mañana el Bankers Life Fieldhouse en un partido que se puede definir como clave para poder terminar en esta posición, aunque Atlanta sigue dando mucha guerra por detrás.

Curisiosidades

  1. Paul George superó su record de rebotes al capturar 16 , su anterior marca estaba en 10
  2. Paul George tambíen superó su marca de rebotes defensivos que estaba en 9, anoche cogió 13
  3. Danny Granger rompió una racha de 5 partidos consecutivos con porcentajes por encima del 50%, se quedó en un 11 de 23 (47.8%)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s