Chicago consumó su vendetta ante Indiana (72-92)

El partido de anoche traia cola, en Chicago no quedaron nada contentos tras la última visita de Indiana Pacers al United Center, donde los chicos de Frank Vogel consiguieron la victoria y celebraron como si de un campeonato se tratar. Esto no sentó nada bien a los jugadores de Chicago, sobre todo a un Derrick Rose que se mostró deseoso de la vuelta de Indiana a su cancha para poder ganarles. Ambos equipos llegaban con una racha de 6 victorias consecutivas y se mostraban en un gran momento de forma, asi que se esperaba un gran partido.

Durante el primer tiempo, así fue, se tuvo un partido marcado por las defensas, donde anotar por parte de cualquiera resultaba muy difícil, el intercambio de canastas era permanente y ninguno de los dos conseguía tomar grandes ventajas en el marcador. La igualdad estuvo presente durante los 24 primeros minutos, Danny Granger era quien comandaba el ataque de los Pacers mientras que en Chicago, con un Rose demasiado fallón, el papel principal lo tomaban varios jugadores, entre ellos Noah, Deng o Brewer. Richard Hamilton tuvo que abandonar el partido debido a problemas en su hombro. Desde el banco, ambos equipos tuvieron a dos jugadores muy activos en ataque, George Hill salió mucho mejor que en los dos partidos anteriores, después de su lesión parece que ha vuelto a coger ritmo de competición y sobre todo, confianza en su tiro. Por el lado de Chicago, John Lucas fue un vendabal en los pocos minutos que le dejaba Rose en cancha, pero estaban muy bien aprovechados. Con este panorama se llegó al descanso con la sensación de que la segunda mitad iria por los mismos derroteros, porque nada hacia pensar lo contrario, salvo que Rose despertara, porque se hacia muy raro el mal partido en ataque que estaba haciendo hasta ese momento.

FOTO: Charles Cherney

Tras la salida de vestuarios, los dos equipos seguían intercambiando canastas, Paul George tomó más responsabilidades en ataque ante la falta de liderazgo de un Roy Hibbert que con la defensa de Noah estaba totalmente perdido. Entonces llegó el momento clave del partido, entre Rose y Deng comenzaron a anotar triples sin tener respuesta por parte de Indiana, hasta tres tiempos muertos tuvo que pedir Frank Vogel para intentar para la sangría que estaba sufriendo el equipo en esos minutos, pero nada se pudo hacer ante el acierto exterior de esos dos jugadores, esto dio una ventaja de unos 12-14 puntos que se mantendría durante el resto de tercer cuarto. Ya en el último cuarto fue un querer y no poder de Indiana que vio como la defensa de Chicago se imponía a su ataque y pudo mantener la ventaja obtenida en ese tercer cuarto e incluso aumentarla. Chicago dejó a Indiana en 72 puntos, marca muy por debajo de la media en liga demostrando ser una de las mejores defensas del campeonato.

Esta derrota nos cola 5º de la Conferencia Este aunque con mejor record que el 4º clasificado, Philadelphia 76ers, pero no hay tiempo para lamentarse por esta derrota pues esta noche nos visitan los Hawks en el Bankers Life Fieldhouse, de manera que toca reponerse y ser capaces de ganar para no caer nuevamente en una mala racha, además, nos vienen partidos muy complicados así que los que jugamos en casa hay que ganarlos si o si.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s