En caída libre y sin frenos (87-98)

Anoche se volvió a vivir un despropósito en el partido que nos enfrentó a Cleveland en su casa. Es la segunda vez que no termino de ver un partido de Indiana, eso duele en el bolsillo porque me hice con el League Pass para poder disfrutar y lo de anoche fue de todo menos disfrute. Yo ya hasta me pregunto si la plantilla le está haciendo la cama a Frank Vogel porque no es normal el cambio de mentalidad en tan pocos partidos, no creo que sea cuestión de físico que no se lleva ni la mitad de la temporada pero es que el bajón en el juego es increíble y si hablamos de las actitudes en pista ya ni os cuento.

Un rookie, Kyrie Irving, y un “desconocido” como Semih Erden fueron los encargados de darnos una buena paliza en un primer tiempo que volvió a ser el momento en que tiramos el partido, tal y como ocurriera contra Miami Heat, Indiana se fue del partido en apenas 5 minutos. Para empezar Danny Granger no iba a jugar debido al esguince de tobillo, y luego, Paul George se fue al banco con problemas de faltas. Entonces nos encontramos con Dahntay Jones y Lance Stephenson en las alas, porque recuerdo que George Hill sigue lesionado, con ese panorama ya no pintaba nada bien la cosa. Además, David West parecía que no iba a tener un buen dia porque todo balón que tocaba y se jugaba acababa fuera o era taponado, el único que desde el inicio de partido parecía querer ganar era Roy Hibbert, pero no era suficiente ante el vendabal de Cleveland. Y es que una vez más dejamos anotar fácil al rival, yo perdí la cuenta de los mates de Erden solo, la defensa volvía a ser un caos, ayudas demasiado largas y poco entendimiento en los cambios, eso hacia que Cleveland sumara asistencia tras asistencia en cada ataque. En el lado opuesto nos encontramos nosotros, en total dimos 9 asistencias en todo le partido, por las 24 de Cleveland y en lo que no solíamos fallar, los tiros libres, nos dejamos por el camino 9 para un pobre 66%. El amor propio lo sacó Darren Collison tras la salida de vestuarios, pero sus compañeros no le acompañaron y vio como tanto esfuerzo no valió de nada porque la ventaja de 20 puntos no había manera de reducirla.

Frank Vogel lo tiene claro, dice que la identidad del equipo era la de jugar más duro que nuestro rival y eso es algo que se ha perdido los últimos partidos. Y razón no le falta en pensar esto, porque uno ve la actitud de los jugadores y piensa que que ha podido pasar para que de la noche a la mañana se haya cambiado tanto. Esta noche se vuelve a jugar, en el Bankers Life Fielhouse y no se que nos vamos a encontrar, yo me espero cualquier cosa, pero siendo frente a los Nets todo lo que no sea una victoria será un fracaso.

FOTO: Associated Press

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s