Bajados de la nube con un mazazo (102-83)

Esta noche se comenzaba un importante serie de partidos contra rivales directos de la conferencia Este, Orlando sería el primer rival duro que visitaba el Bankers Life Fieldhouse y se ha encargado de mostrarnos como se las gastan estos equipos. Derrota muy dolorosa y que se debe olvidar con rapidez porque esta semana esta llena de partidos, este ha sido el primero, hoy vuelve a tocar jugar ante Chicago y se debe cambiar por completo la imagen dada.

El duelo Roy Hibbert contra Dwight Howard prometía mucho antes del inicio del partido pero las dos faltas en menos de 4 minutos de partido de Howard hicieron que dieran con este al banquillo cuando Roy y él estaban siendo los mejores en esos primeros instantes. De la igualdad inicial se pasó a dominio de Pacers con Granger muy entonado y teniendo muy buenos tiros, que comenzaban a dar las primeras ventajas a Indiana. Aunque la defensa no estaba siendo de las mejores que hayamos visto si que ponía en dificultades a los jugadores de Orlando que vieron que sin su referente no conseguían hacer daño, es por eso que se quedaron clavados en los 11 puntos durante varios minutos e Indiana siguió a un buen ritmo anotador que le dieron ventajas de hasta 10 puntos (13-23). El cuarto terminaría con Indiana por delante y con sensaciones de haber dominado los primeros 12 minutos. Howard tardaría en hacer su tercera falta personal 24 segundos, cuando Louis Amundson provocó muy bien que el jugador de Magic saltara con su amago y éste cayera encima de él. Con Howard nuevamente fuera parecía que el partido sería más sencillo, pero nada de eso. Orlando comenzó a mover mejor el balón y el acierto exterior del trio Turkoglu, Anderson y Reddick hicieron que la ventaja se esfumara, precisamente un triple de Anderson pondría a Magic por delante (41-39), el atasco en ataque de Indiana era preocupante, Orlando le habia encajado un parcial de 10-0 sin su mejor jugador. Al descanso se llegaría con igualdad en el marcador (45-45) y con todo por decidir.

 La segunda mitad comenzaba con el duelo que todos querían ver, Hibbert y Howard consiguieron mantenerse en pista y entonces fue cuando Orlando comenzó a aprovechar la superiorida física de su pivot, los “pick&roll” con Howard eran imparables para los jugadores de Pacers que veían como una y otra vez  con la misma jugada hacia añicos el aro de Indiana. Lo peor de todo no era la defensa, lo que no estabábamos haciendo nada bien era el ataque, contínuos fallos y pérdidas de balón absurdas que eran aprovechadas en el otro aro por Orlando para seguir ampliando la ventaja. Desde la línea de tres puntos Orlando estaba haciendo muchísimo daño y es que a Anderson se les unia tambien Reddick y Quentin Richardson, este último sería quien pusiera una diferencia de 12 puntos al finalizar el tercer cuarto con un triple sobre la bocina. El último cuarto fue un querer y no poder por parte de Indiana, seguían las malas selecciones de tiro, seguía la intimidación de Howard impidiendo a Hibbert anotar en la segunda mitad y además, la gran defensa de los Magic estaba haciendo estragos a los jugadores de Indiana que no veían como conseguir una canasta. El banco de Indiana no estaba aportando anda, George Hill estuvo perdido todo el partido y Hansbrough como siempre le pone ganas, pero luego no tiene una buena lectura del juego. La derrota se fraguó en ese tercer cuarto donde no se consiguió anotar con facilidad y donde Orlando cogió la confianza suficiente para el último cuarto que no fue más que un monólogo de Orlando con un JJ Reddick espectacular.

Esta derrota nos baja de la nube en la que estábamos instalados después de la victoria en el Staples Center, una derrota muy dolorosa no por ser la primera cosechada en casa sino por la firma de hacerlo, no había un mejor escenario que este partido para reivindicar un lugar entre los mejores del Este pero Orlando nos ha devuelto a la realidad, las victorias se consiguen realizando el juego que en otros partidos se han visto y en la noche de ayer Indiana no jugó o no le dejaron jugar en ningún momento de esa forma. Bajamos hasta el 6º lugar de la Conferencia, hay margen con el 9º clasificado, no creo que vaya a ser un problema llegar a playoffs pero la imagen dada hay que mejorarla y como siempre ocurre en la NBA, no hay tiempo para lamentaciones porque esta noche se va a Chicago para enfrentarse a Bulls.

4 comentarios en “Bajados de la nube con un mazazo (102-83)

  1. Bueno no pasa nada una derrota pero como dices a pasar pagina, nos vienen partidos dificiles, pero para eso tenemos un buen margen y con el juego que solemos hacer si no se gana como minimo hay que ponerlo muy dificil.
    Por cierto el partido de esta noche espero que lo ganemos pero me da a mi que no lo vamos a ganar, no obstante tampoco creia en la victoria en el Staples, asi que a soñar.
    Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s