Victoria en la prórroga ante Cleveland (91-98)

Tercer partido de la temporada, segundo en el Bankers Life Fieldhouse y que nos trae al nº 1 del último draft, Kyrie Irving y sus Cleveland Cavaliers, quienes sorprendieron a Detroit en su feudo en su último partido. Vayamos con lo que fue el partido.

Inicio de partido en el que Cleveland sorprendió por su fluidez en ataque con un gran Kiry Irving comando al equipo, 6 puntos en menos de 5 minutos servían para tomar ventaja en el marcador (14-8) mientras que en Indiana, Paul George tuvo que retirarse al banco al cometer su segunda falta personal. Indiana no parecía estar muy entonada en ataque y se sucedían las pérdidas, hasta 7 a falta de 2 minutos para el final ya habían cometido, esto fue aprovechado por Cleveland, no para aumentar su renta, pero si mantenerla ante la pasiva defensa de los Pacers que defendían a sus rivales con la mirada. Las malas decisiones en los ataques de Pacers hacían que no se pusiese por delante en el marcador en todo el primer cuanto que terminó por delante Cleveland por un ajustado 24-22. La tónica en el segundo cuarto fue la misma, pero esta vez, Cleveland se unía a Pacers al hecho de estar pocos acertados en ataque y con pérdidas absurdas. George Hill, quien no había estado bien en los dos primeros partidos, se destapó saliendo desde el banco con 10 puntos siendo el máximo anotador de Indiana. La imagen que estaba dando Cleveland era muy buena, se notaba el trabajo de Byron Scott desde el banquillo, solidez en defensa y corriendo cuando era posible, estaban haciendo un gran trabajo. Pasada la mitad del segundo cuarto Cleveland tendría la máxima diferencia en el marcador (38-30) pero 5 puntos consecutivos de Tyler Hansbrough la recortarían en menos de minuto y medio. A Indiana le costaba mucho anotar, bien por las malas decisiones en ataque o bien por la buena defensa de Cavaliers. La primera mitad acabaría con Cleveland por delante, merecidamente, pero con una ventaja muy corta de tan solo 2 puntos (47-45).

La cara de Indiana Pacers en el comienzo de la segunda mitad fue totalmente distinta, salió con otro mentalidad, mas duro en defensa y mejor en ataque, buscando a Roy Hibbert que estaba superando con facilidad a Varejao. Sería en estos primeros minutos cuando se obtuviera la primera ventaja en el marcador gracias a dos lanzamientos desde la línea de personal de Granger, más tarde Hibbert pondría la máxima diferencia en el marcador para los Pacers 49-53. Y llegaron los minutos de la lucha libre, Varejao andaba en todos los fregaos, primero una falta muy fea de David West al brasileño que luego le pitarían una técnica por empujar al propio West. Más tarde Roy Hibbert seguiría tirando del carro de los Pacers, su lucha estaba siendo increible al igual que la de Tyler Hansbrough, a base de garra Indiana se colocaba con una diferencia de 8 puntos (55-63). La intensidad del partido subia con el paso de los minutos, Hibbert revolucionó eñ encuentro con acciones de mucho mérito como un tapón a Tristan Thompsom dándole la bienvenida a la liga, Collison esta haciendo también un gran trabajo en la dirección, la defensa de Pacers crecía y se imponía de manera que al finalizar el tercer cuarto la ventaja era ya de 9 puntos (61-70) y con muy buenas sensaciones de cara al último cuarto. Pero los chicos de Byron Scott no se iban a rendir fácilmente, Indiana entró en una pájara en su juego y fue aprovechado por los Cavs para reducir diferencias y acercarse en el marcador tras una buena acción de Kyrie Irving que dejó el electrónico en un 72-76 a falta de 6 minutos. El juego se volvió demasiado alocado e Indiana comenzó a cometer errores en el tiro que hicieron que los Cavs se colocaran a tan solo dos puntos  (78-80) y con la posibilidad de ponerse por delante en el marcador. El final de partido fue de infarto, primero Anthony Parker con un triple increible ponía por delante a Cleveland 84-82 con 17 segundos por jugar, David West volvería a salvar los muebles y empató el partido dejando 4 segundos para que Cavs intentará ganar el partido y lo tuvo en la mano, de hecho, en las manos de Kyrie Irving que falló una bandeja con la mano izquierda totalmente solo llevando el encuentro a la prórroga.

Y en el tiempo extra aparecieron los mismos que en en el partido ante Toronto, David West y Granger fueron claves, sobre todo éste último que con 5 puntos consecutivos abría brecha y dejaba a Cavaliers en la cuerda floja. Se supo manejar los minutos finales, y eso fue muy importante para poder llevarse la victoria final por 91-98  y ponerse con 3 victorias y ninguna derrota en este inicio de temporada, desde 2007 no se empezaba tan bien la liga, cierto es que el nivel de los rivales no era el mejor pero los dos últimos partidos son el ejemplo típico de partido que la pasada temporada perdíamos, se han ganado, importante para tener una dinámica ganadora. mañana se despide el año jugando en Detroit, no se podrá ver en directo, lo dejaremos para el día de resaca.

2 comentarios en “Victoria en la prórroga ante Cleveland (91-98)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s